Skip to main content

Información en español

Las necesidades físicas de nuestras parroquias ahora y en el futuro son de gran preocupación. Se prevé que las parroquias de la Arquidiócesis necesitarán casi $125 millones en los próximos diez años para asegurar que los 1,100 edificios, iglesias, escuelas, rectorías, centros parroquiales, oficinas ministeriales y otros edificios donde nos involucramos en el trabajo de la Iglesia, se mantendrán en buenas condiciones.  Esta campaña comenzará esta tarea urgente proporcionando $40 millones para nuestras parroquias.

Proporción Parroquial 

Cada parroquia tendrá una meta para la campaña de capital, así como una meta para las Obras de Misericordia.  Al cumplir con la meta de las Oras de Misericordia, 50% de los fondos recaudados serán devueltos a la parroquia.  Además, una vez que la parroquia supere su objetivo de la campaña, entonces la parroquia recibirá el 60% de los fondos recaudados sobre el objetivo.  Estos fondos estarán disponibles para las propias necesidades y metas parroquiales locales.  A través del componente de Fortaleciendo a las Parroquias, esperamos realizar por lo menos $40 millones en financiamiento para las necesidades parroquiales.

 

Fortaleciendo Nuestras Parroquias 

Al cumplir con las Obras de Misericordia, 50% de los fondos recaudados regresarán a la parroquia y, al mismo tiempo, financiarán los elementos adicionales del caso que benefician directamente e indirectamente a nuestras parroquias.

Proporción Parroquial $40 millones

Proyectos alternativos pueden incluir:

  • Restauraciones
  • Reparaciones
  • Mantenimiento
  • Construcción
  • Establecer o aumentar dotaciones
  • La reducción de la deuda
  • Necesidades Ministeriales

Apoyo Parroquial Indirecto:

  • Fondo de Asistencia de Matrículas Escolares - $18 millones
  • Fondo para Apoyo a los Seminarista - $8,000,000
  • Fondo de Renovación Parroquial - $8,000,000      
  • Fondo para el Cuidado de los Sacerdote Jubilados y Necesidades Médicas  - $6,000,000

Fondo de Ayuda Para Matricula Escolar

Estableceremos un Fondo de Dotación para Asistencia de Matrícula Escolar de $18 millones, para ayudar a más estudiantes asistir a nuestras escuelas primarias católicas  A través de un proceso de solicitud que incluirá una evaluación basada en la necesidad, la certificación de participación parroquial, y la aceptación a la escuela, los estudiantes podrán solicitar la ayuda de matrícula a través de su párroco.  Este esfuerzo ayudará a que nuestras escuelas estén abiertas y disponibles a más familias católicas de cualquier nivel de ingreso.

Fondo Para Apoyo a Los Seminaristas 

La vida sacramental de la iglesia es parte central en nuestras vidas como Católicos.  Por lo tanto, nuestra Arquidiócesis se ha comprometido a proporcionar los recursos necesarios para nuestros futuros Sacerdotes, quienes ejercen nuestros sacramentos. Con el número de seminaristas estudiando en nuestros tres seminarios aumentando cada año, es esencial que financiamos este vital ministerio.  En esta campaña, la Arquidiócesis quisiera añadir $8 millones a la dotación actual de $14 millones para sustentar la formación y educación de los seminaristas preparándose para su vocación Sacerdotal.

Fondo Para Renovación Parroquial

Evangelización y educación en nuestro mundo rápidamente cambiante requerirá programas creativos e iniciativas que aborden nuestras realidades y desafíos modernos. Estos esfuerzos, a menudo, son fuera de la capacidad de muchas de nuestras parroquias. A través de Somos Piedras Vivas estableceremos un nuevo fondo de Renovación Parroquial que proporcionará subvenciones a las parroquias para ayudar en sus esfuerzos de evangelización y de educación religiosa. Este fondo de $8,000,000 ofrecerá becas que permitirán a nuestros Sacerdotes y laicos obtener la educación continua y la formación que la Iglesia de hoy necesita.

Fondo Para El Cuidado De Los Sacerdotes Jubilados y Necesidades Medicas 

Actualmente, hay cerca de 200 sacerdotes jubilados en la Arquidiócesis. Estos hombres han dedicado sus vidas a guiarnos en nuestro camino de la fe y, hoy ellos  requieren de nuestra atención y cuidado.  Un objetivo de Somos Piedras Vivas es incrementar el fondo restringido de $14.3 millones con $6 millones más para ayudar a sufragar los costos médicos de nuestros sacerdotes ancianos y jubilados.

Obras de Misericordia 

A través de las Obras de Misericordia, la primera parte de los ingresos de la campaña de capital Somos Piedras Vivas en cada parroquia, ayudará a instruir, aconsejar, consolar, acomodar, y apoyar a los más necesitados.  Proporcionaremos $8.7 millones de los fondos recaudados para financiar las operaciones en curso de los programas y ministerios diocesanos incluyendo:

Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Newark:

Los programas de Caridades Católicas atienden a más de 100,000 personas al año en los condados de Bergen, Essex, Hudson y Unión.  Algunos de los  46 programas incluyen los siguientes:

  • La Red de Alimentación de Emergencia
  • Alojamiento
  • Programas de ayuda para nuestros ancianos
  • La ayuda psicológica y psiquiátrica para los que tienen enfermedades mentales
  • Capacitación para el trabajo
  • Educación asequible de alta calidad para los niños en comunidades desfavorecidas
  • Servicios de Inmigración
  • Ministerio a los Sordos y Personas con Discapacidades
  • Ministerios para los Jóvenes y Adultos
  • Promoción de la vida familiar y un mayor respeto por toda vida humana y la justicia social a nivel diocesano
  • Ministerio Multicultural
  • Capellanías que traen consuelo y esperanza a los hospitalizados y presos
  • Apoyo del Centro Espiritual de la Arquidiócesis, la Catedral Basílica del Sagrado Corazón.

El componente de las Obras de Misericordia, Seminaristas, Cuido de Sacerdotes Retirados, Asistencia con Matrícula Escolar, Asistencia y Renovación Parroquial serán financiadas después que se han cumplido los gastos de la campaña. Estos costos de la campaña no saldrán de la porción parroquial y, a la conclusión de la campaña, un informe de todos los ingresos y gastos relacionados se harán públicos.