Skip to main content

El Papa Francisco a las Naciones Unidas

El 25 de septiembre de 2020 el Papa Francisco  se volvió a  dirigir a la Asamblea General  de las Naciones, en un momento en  que este organismo multilateral  cumple 75 años de su fundación. Y a 5 años cuando se dirigió por primera vez cuando se aprobó la Agenda 2030.

Sus palabras como siempre son una verdadera luz  para un mundo que necesita de guías  y horizontes de esperanza,  su intervención ante la Asamblea General de la ONU siendo un discurso profundamente social y político, jamás  abandonó su sentido plenamente evangélico y teológico, sus palabras llegan a creyentes y no creyentes con la dulzura de la música  y la poesía que promueve la dignidad humana,

Todo su discurso  posee elementos importantes pero quiero resaltar algunos aspectos en este escrito.

1.  En mundo tiene que cambiar después de la Pandemia

El Papa inicia su intervención  llamando la atención  en que este tiempo de pandemia  es un  momento de elección,  Elección de dos caminos :  o  fortalecer el multilaterismo, la  corresponsabilidad fundada en  la justicia y cumplimiento de la paz, poniendo en el centro a los mas pobres y desfavorecidos. O el otro  camino  basado en autosuficiencia el nacionalismo , el  proteccionismo,  el aislamiento dejando fuera a los pobres , los mas vulnerables y las periferias. Un camino que se basa en un modelo económico que niega la vida  y promueve solo las ganancias de las grandes compañías,

La  ONU  es signo e instrumento de  de unidad, estos  75  años son una larga tradición y una herencia  que necesita  fortalecer la acción colectiva  y el trabajo por un mundo mejor.

Nos recuerda que la pandemia del Covid19  nos ha traído una gran perdida que nos ha permitido darnos cuenta lo que verdaderamente y lo que es pasajero, lo que es necesario  de lo que no lo es.  Es una   Oportunidad real  para repensar  nuestra manera de vida, porque esta pandemia ha  cuestionando nuestros sistemas  económicos, sanitarios y sociales, exponiendo nuestra fragilidad y nuestros grandes desafíos para construir un mundo para todos y todas,  

2. Es necesario repensarse el modelo económico.

Este tiempo de pandemia  nos debe llevar a  repensar los sistemas económicos y sociales que están ampliando la brecha entre ricos y pobres, que están  destruyendo la naturaleza y los recursos  de nuestra Casa Común.   Debemos afrontar el problema de la injusta repartición de los recursos.

La pandemia a puesto en evidencia de la necesidad de un sistema de salud publica que garantice el acceso de las vacunas y la atención medica básica ,   Hay que privilegiar a los mas pobres, a los vulnerables.

Hay que cambiar el paradigma económico que solo busca la ganancia de las empresas. De manera  que  la solidaridad  sea un elemento fundamental, para hacer que  el  trabajo pueda de satisfacer  el potencial humano y reafirmar la dignidad humana.  El ofrecimiento de trabajo a más personas  debe ser el objetivo de los empresarios y uno de los criterios de éxito de la actividad productiva. El desarrollo tecnológico es útil y necesario siempre que sirva  para que el trabajo sea  más digno más seguro,  menos pesado y agobiante.  

3.  Un marco Ético fuerte 

El mundo necesita un marco ético  fuerte que se enfrente a la cultura y a la idelogía del descarte,  que expresa una falta de respeto a la dignidad humana, que niega los derechos fundamentales  que se expresa en el autoritarismo, disfrazado de bondad,    por ello es triste ver la violación de los derechos humanos en la más completa impunidad. El Papa  hace un llamado al respeto de las libertades religiosas,   y manifiesta como en muchos lugares los cristianos y cristianas  y otras expresiones religiosas  están sufriendo persecución y muerte.  Y todas estas agresiones los obligan a huir y abandonar sus  lugares  ancestrales.

Nos recuerda  que el uso de las armas se esta haciendo más común y que el uso de las armas no convencionales ya sea hace mas convencional  y eso no debería ser así, la violencia  y el cambio climático están haciendo que millones de personas huyan  y se vena obligados a migrar,  por eso hace un llamado a expresar un apoyo real  a los  pactos mundiales para los refugiados y la migración, que tristemente no cuentan con el apoyo políticos de muchos estados.  

Recuerda que la crisis ambiental esta ligada a la crisis ética  y por eso le preocupa tanto la situación de la Amazonia y otros lugares donde están en riesgo los pueblos indígenas.

Una ética que respete los derechos de las niñas y los niños, especialmente los migrantes  y los abandondos.

3. El papel de la mujer

Reconoce los avances , que distintas sociedades vienen haciendo para  respetar  la dignidad y el rol protagónico de las mujeres, pero hace un llamado a reforzar  los esfuerzos y que las metas establecidas en la agenda 2030 sean realmente asumidas por los estados miembros.  Uno de los objetivos es la promoción de la mujer. En todos los niveles de la sociedad están contribuyendo a promover avances en la misma sociedad, pero también es cierto que en mucho lugares del planeta,  miles de mujeres están siendo rezagadas siendo victimas de  la esclavitud,  los abusos, trata de personas,  y tratos degradantes.  Y se compromete a seguir uniéndose a la búsqueda de justicia, porque el silencio es cómplice de la injusticia. 

Hay otros temas que son valioso y por ello los y las invito a escuchar tan bello mensaje para la humanidad.  Cada palabra de Francisco son un mensaje de esperanza para toda la humanidad.